Toda la fortuna de Juan Carlos de Borbón, ¡para la SANIDAD PÚBLICA!

Después de que todo el mundo conociera, por lo divulgado en la prensa extranjera, que Juan Carlos de Borbón se ha enriquecido con comisiones ilegales, Felipe de Borbón se ha visto obligado a publicar un comunicado en el que renunciaba falsamente a la herencia de su padre y en el que reconoce la presunta corrupción del llamado rey emérito.

Ante esta vergonzante situación el Encuentro Estatal por la República declara:

1. Felipe de Borbón conocía, según él mismo admite, desde hace al menos un año la fortuna que tiene su padre en sociedades con sede en Panamá y cuentas en bancos suizos, con grandes depósitos de dinero ilegítimo. Es ahora, ante las informaciones publicadas y las actuaciones del fiscal anticorrupción en Suiza, cuando sale a intentar distanciarse de la ilegal fortuna de su padre.

2. La Monarquía es una institución ilegítima, que no la hemos votado, que proviene de la dictadura fascista y que no da estabilidad a España, todo lo contrario, se ha convertido en un problema que irá a peor. Juan Carlos de Borbón durante toda su etapa como rey, ha sido un presunto corrupto especialmente sangrante en los años de crisis, en los que mientras la ciudadanía sufría las políticas neoliberales austericidas, él se lucraba, aprovechando su cargo y hacía que se lucraran también sus compadres de las grandes empresas y sus amantes.

3. Siendo grave la presunta corrupción de los Borbones, lo más grave es la inviolabilidad de la Monarquía, que ha permitido estás fechorías de Juan Carlos de Borbón y que permite que sus descendientes puedan seguir cometiendo fechorías similares. Si es sincera la renuncia de Felipe de Borbón a la herencia de su padre, que renuncie a la Corona, que también es herencia de su padre. Le exigimos que renuncie a la Corona.

4. Exigimos también que Juan Carlos de Borbón devuelva todo el dinero que tiene en sociedades opacas y en cuentas en bancos suizos, así como en cualquier cuenta o fondo procedente de cualquier activo, inversión y estructura financiera cuyo origen, características o finalidad pueda ser ilegal y que toda esta fortuna se invierta en la Sanidad Pública de nuestro país.

5. En estas fechas de inquietud en la que toda la ciudadanía está preocupada por la situación sanitaria, estamos sufriendo las graves consecuencias de políticas neoliberales que han recortado y desmantelado en gran medida la Sanidad Pública y otros servicios públicos esenciales. Una vez que superemos la grave situación sanitaria actual, es hora de plantearse abrir un Proceso Constituyente que no solo supere la Monarquía corrupta, sino que siente las bases para construir un nuevo país en el que se realicen las necesarias transformaciones económicas, sociales y políticas al servicio de la mayoría social trabajadora y el pueblo.

Encuentro Estatal por la República

¿Qué opinas?