La inocencia de la infamia

Rafael Fernando Navarro (http://marpalabra.blogspot.com/)


Extraña democracia la española. Correa, Bigotes, Bárcenas, Matas, honorables ciudadanos convertidos en presuntos delincuentes por una brigada político-social heredada del fascismo más radical, hordas judeo-masónicas capitaneadas por Rubalcaba como máximo manipulador del reino. Las costumbres de la dictadura se vistieron de domingo y salieron a pasear alegres disfrazados de democracia por los alrededores del Pardo. Hemos cambiado a Arias Navarro-Fraga por D. Alfredo, pero todo sigue en su sitio atado y bien atado. Extraña democracia la española.

Gracias a la vida, que tanto nos ha dado, siempre existen vigías de occidente, clarividentes cirujanos de la historia que la salvan y redimen. La gloriosa trinidad Cascos-Cospedal-Oreja nos arranca las ataduras y nos descubre la realidad. Ahí están ellos para devolvernos la visión nítida y descubrirnos las cloacas sospechosas. Ponen así en evidencia la camarilla de la Policía Judicial falsificando papeles y preconstituyendo pruebas, realizando persecuciones telefónicas ilegales, abusando de sofisticados aparatos que compró Rajoy con las mejores intenciones y que ahora son perversamente utilizados por los socialistas.

Lo dice Alvarez Cascos, galerista de prepotencias mal enmarcadas, pescador de azores asturianos, aspirante a vicepresidencias o más, arcángel de Aznar-aniversario por la torre del Oro o más. “Garzón es una anormalidad democrática” Lo repito: extraña democracia la nuestra evidenciada en Gürtel como “obra de una camarilla policial”

Dolores-María-imagen-refrescante-Cospedal: “Vivimos en un estado de derecho y no en un Estado en el que los informes policiales tengan que ser necesariamente verdad” Qué profundidad intelectual, qué raigambre democrática. El sumario de cincuenta mil folios no lo ha redactado el Juez Pedreira sino una policía que sólo tiene como misión destruir barrios valencianos a las órdenes de Rita y de paso apalear a sus habitantes. “Bárcenas no tiene por qué abandonar el grupo del PP” La ciudadanía debe sentirse orgullosa de seguirle pagando un sueldo de Senador de la Patria. Y D. Mariano ha sido un villano dejándolo sin despacho. Así le ha agradecido su renuncia como militante y la decisión de pagarse su propio abogado.

Dolores-María-guerrero-del-antifaz-roberto-alcázar:manifestarse a favor de Garzón es un acto antidemocrático. Intentar juzgar crímenes franquistas es repugnante. Lo dice ella: “Es un atentado clarísimo contra la democracia, contra el Estado de Derecho y hacen muy poco favor a la democracia y a la independencia del poder judicial los sindicatos con estas actuaciones”, “Si estuviera afiliada a un sindicato para mí sería una vergüenza que mis representantes se dedicaran a actuar contra la democracia de esta manera tan absolutamente disparatada”

Jaime Mayor Oreja, bendecido de aznarismo, descatalogado, ignorando fechas de caducidad propia, intoxicando a quien lo deguste en tabernas de pueblo, apuntala: “Es totalmente posible que la policía esté fabricando pruebas contra los acusados de Gürtel” Fue Ministro de Interior, conoce a la policía por dentro y por tanto “sus razones tendrá” El conoció la policía fascista, grises en lecheras grises, político-sociales, con Tribunales de Orden Público que condenaban de forma sumaria, procesos 1.001, apunten, fuego, fusilamientos sanitarios que nos libraban de gérmenes incrustados en la paz de más de 25 años, allá por Hoyos del Manzanares, en períodos de placidez.

Dice Génova: Son opiniones políticas y por su misma entidad no hay que probarlas. Si se tuvieran pruebas se acudiría a los Juzgados. ¿Dónde está Trillo-justiciero? ¿Dónde Mariano incorrupto, brazo de Santa Teresa? ¿Nadie en el Partido Popular se ha enterado que Esperanza Aguirre destapó el caso Gürtel? ¿Que no hicieron falta contubernio judiciales-fiscales-policiales, porque se bastó ella, jefa de espías, visionaria política de rajoys apuñalados, quien redactó en sus noches libres 50.000 folios del sumario?

Cascos, Cospedal, Oreja: miserables de prehistorias malolientes, de momias descompuestas. Sólo nos queda Esperanza, ensayando moncloas, construyendo inocencias incompatibles de aznares incorruptos.