IU pide al Gobierno que aclare el gasto que supondrá a España la Jornada de la Juventud


El grupo parlamentario ha presentado una pregunta en el Congreso para que se aporten los datos sobre las exenciones fiscales a las empresas colaboradoras y el aporte del erario público
El Grupo Parlamentario de Izquierda Unida ha registrado en el Congreso una pregunta dirigida al Gobierno en relación al coste que tendrá para España la Jornada Mundial de la Juventud, que organiza la Iglesia Católica en colaboración con distintas entidades privadas y con el apoyo económico público del Gobierno.

En concreto, IU pregunta al Ejecutivo “¿Cuál es el montante estimado de los impuestos que el Estado dejará de ingresar por las exenciones fiscales otorgadas a entidades sin fines de lucro que colaborarán en este encuentro religioso?”.

El grupo incide también sobre la compatibilidad entre estos “regalos a entidades privadas y de apoyo a una confesión religiosa” con la actual política de austeridad y con el real decreto-ley de reducción del déficit público, que atenta contra empleados públicos, pensionistas y jóvenes” y pide que de a conocer cuál es la cantidad de incentivos fiscales que tendrán las entidades de mecenazgo que colaboran con el evento.

En respuesta a una pregunta parlamentaria anterior sobre este asunto, el Ejecutivo socialista se limitó a informar que ya en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 se clasificó a estas Jornadas Mundiales de Juventud 2011 como “acontecimiento de excepcional interés público” a los efectos de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 49/2003, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, que suponen hasta exensiones fiscales del 80 por ciento.

El presupuesto que maneja la Iglesia para de la Jornada Mundial de la Juventud ronda los 50 millones de euros, que se conseguirán de las empresas colaboradoras (Telefónica, El Corte Inglés, Banco Santander, Prisa, FCC, Fundación Marcelino Botín, el ente municipal Madrid About You o Iberia entre muchos otros, además del presidente del CEOE, Gerardo Díaz Ferrán), de los peregrinos que lleguen a Madrid y de las arcas públicas (25 millones de euros, según publicó el diario Público).

La pregunta parlamentaria, que firma el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha sido elaborada junto a la responsable del Área de Juventud, Esther López Barceló, quien señala que su “profundo malestar hacia un acto de desproporcionado presupuesto, que goza de grandes beneficios fiscales”. Además, resalta que, a pesar de que el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida ya ha preguntado en anteriores ocasiones sobre el dinero público que se destinará al evento, “el Gobierno, conscientemente, no quiere informar a la ciudadanía” sobre este tema.

López Barceló señala que “en estos momentos de crisis, el Área de Juventud de IU lamenta la falta de sensibilidad y responsabilidad del PSOE al respaldar con fondos públicos la realización de actos confesionales de tal envergadura económica, más tratándose de la Iglesia Católica que se ve ya respaldada públicamente de manera continua en cuanto a beneficios fiscales y subvenciones públicas. Los jóvenes exigimos que se reinviertan esas ‘indulgencias’ en el respaldo social y completo de toda la juventud y no sólo de la católica”.

La pregunta parlamentaria registrada se completa solicitando respuesta a estas otras cuestiones: “¿Considera el Gobierno que una contribución de fondos públicos a una iniciativa religiosa es compatible con la definición aconfesional del Estado?; ¿Cuál es el departamento ministerial que se encarga del seguimiento y apoyo a este encuentro religioso y cuál es el papel que desempeña?. Y, además de las exenciones a entidades sin fines lucrativos e incentivos fiscales al mecenazgo, ¿está prevista alguna otra medida de apoyo a este encuentro religioso por parte de la Administración General del Estado? ¿Cuáles?”.

Desde dentro de la Iglesia también se oyen voces de rechazo al enorme gasto que supondrá la Jornada Mundial de la Juventud y de las fuentes de financiación. “Dicha Jornada se quiere apoyar en los ’incondicionales’ de siempre, ’los grandes empresarios’ quienes con sus ofertas buscarán, sin duda, a cambio, los favores tanto de la Iglesia como del Estado, concretamente, de la Iglesia y del Estado español”, publica la web de Redes Cristianas. “Esta forma de pagar los viajes del Papa -en cuanto a los vuelos gratis a cuenta de Iberia para todos los obispos- se asemeja más a las relaciones diplomáticas entre los poderosos del Mundo, que al intento de querer transmitir una imagen evangélica, con medios pobres, de quien debería ser el representante de Cristo en la Tierra en sus viajes pastorales por los diversos países del Mundo”, opina por su parte Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares.

En Facebook ya existe un grupo denominado NO A LA VISITA DEL PAPA A ESPAÑA EN 2011. NO CON MIS IMPUESTOS que, a la fecha, cuenta con más de 74.000 miembros e invita a enviar una carta o fax al Vaticano para expresar tu desagrado por la visita del papa a España y que ésta sea financiada con el dinero de los no católicos.