El Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla inaugura un ciclo de tertulias.

PaterrAteneoEl pasado sábado, 8 de octubre, el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla aprobó por unanimidad la composición de la nueva junta directiva, en la que Antonio Olvera fue elegido como Presidente, y será quien represente a esta entidad el próximo 5 de noviembre en el I Encuentro Andaluz por la República que tendrá lugar en el municipio malagueño de Humilladero.

En dicha Asamblea se aprobó también la “hoja de ruta” a través de la cual el Ateneo desarrollará los fines recogidos en sus estatutos, siendo éstos el fomento de la cultura e ideas republicanas proyectándolas hacia el futuro desde el presente. Forma parte también de estos fines impulsar una actitud de compromiso con los habitantes de La Isla, basada en el respeto, en la defensa de una democracia participativa y deliberativa, y en la aportación de ideas y alternativas que redunden en el bienestar de todas las personas que viven en nuestra ciudad.

El proyecto más inminente es la reedición de la obra de José Casado, “Trigo tronzado”, que ya cuenta con el Depósito Legal e ISBN correspondiente. A principios de noviembre se espera que estén listos los ejemplares de una obra cuya edición ha sido posible gracias a la ayuda de más de 150 personas que han participado en el proceso de micromecenazgo.

Otro de los proyectos que el Ateneo llevará a cabo serán las tertulias republicanas. Estas tertulias persiguen un doble objetivo: por un lado fomentar un valor republicano como es la participación ciudadana en los asuntos políticos, y por otro, apostar por la deliberación como forma de oponer ideas para alcanzar consenso. Las tertulias serán encuentros informales que se centrarán en un tema de la actualidad política nacional, internacional o local y estarán abiertas a todas aquellas personas interesadas en hacer política y hablar de política desde el respeto al otro y  desde la razón. La primera tertulia tendrá como tema de discusión “La libertad de expresión” y se realizará el próximo jueves 20 de octubre a las 19.00 horas en la Librería Al-Ándalus.

El proyecto central del Ateneo será la organización de la semana republicana, que como en las anteriores ocasiones se celebrará en el mes de abril y cuyo programa se comenzará a elaborar en breve. Otro proyecto importante del Ateneo para 2017 es la realización de la “Jornada sobre Cultura Libre”, donde pretendemos exponer y debatir sobre otras formas abiertas y libres de gestionar la cultura.

Finalmente, el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla acordó en su Asamblea Extraordinaria reafirmarse en la defensa de  la recuperación de la memoria individual y colectiva de todas aquellas personas represaliadas del franquismo y, en este sentido, en trabajar en la investigación y el acopio documental de relatos escritos y orales, imágenes gráficas, digitales o impresas, películas, libros y publicaciones, folletos divulgativos, etc. para constituir un fondo documental abierto a los estudiosos del tema.

Desde el Ateneo, además, apostamos firmemente por proponer ideas sobre cambios estructurales que eliminen el estancamiento y la involución de las políticas sociales.

El republicanismo que defiende el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla es un republicanismo es un democrático que no pretende superar esa dualidad Estado/Sociedad civil, pero que sí tiene claro que ambos deben ser fuerte. Nuestro republicanismo defiende un Estado fuerte, que para nada quiere decir autoritario. Un Estado fuerte es un Estado socialmente orientado – y por lo tanto, nada neutral – a favor de los más pobres, de los más débiles, de los más vulnerables”, como defiende Andrés de Francisco en “La mirada republicana”.

Para compensar y servir de contrapeso a ese Estado fuerte, desde el Ateneo defendemos y promoveremos la idea de virtud ciudadana. Para evitar los abusos y la arbitrariedad, es necesario contar con una ciudadanía politizada, activa y educada. De poco “servirían los mecanismos de control político e institucional si tanto gobernantes como gobernados, los ciudadanos en general, no somos capaces de virtud cívica ni la practicamos suficientemente”. Es decir, y siguiendo con Andrés de Francisco, “la política republicana de la virtud incorpora una pedagogía que aspira – digámoslo con claridad – a modificar el comportamiento ciudadano. […] Esto no es autoritarismo, sino política”.

Estos son los proyectos que el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla pretende desarrollar desde hoy y durante el próximo año, y estas son las ideas que el Ateneo pretende defender y promover. Invitamos así a todas las personas de La Isla que compartan estos proyectos e ideas a que se animen a participar en el Ateneo y en la vida política de nuestra ciudad.

Guardar

Guardar

Guardar


El Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla amplía su Junta Directiva

Ayer, 22 de noviembre, tuvo lugar una Asamblea Extraordinaria del Ateneo para proceder a la elección de la Junta Directiva que marcará el rumbo y el ritmo de trabajo en el próximo año. Se acordó por unanimidad la continuidad de los compañeros que fueron elegidos en 2016 y que desde el pasado 8 de octubre (día en el que se cumplía el año de mandato) desempeñaban su responsabilidad en funciones, tal y como estipula nuestro estatuto.

De esta manera, Antonio Olvera (muchos le conocemos como “el Paterr”) seguirá ostentando la presidencia del Ateneo; José Gallego continua como secretario y Gonzalo Alías como tesorero. A ellos se les suman dos nuevos miembros, Concha Vázquez y Juan Delgado, designados como vocales de la Junta Directiva que inicia su recorrido hasta el 22 de noviembre de 2018.

La ampliación de la Junta Directiva no es fruto de la casualidad. En un año el Ateneo ha organizado casi una veintena de actos de diversa índole (charlas, tertulias, proyecciones, conciertos,…), se han estrechado lazos colaborativos con otros colectivos y hemos consolidado nuestra presencia en la plataforma provincial “Cádiz por la República” y en la coordinadora regional “Andalucía Republicana”. Se han tratado temas que abarcan desde la participación ciudadana, derechos humanos, medios de comunicación, pasando por el modelo territorial, sin dejar de lado un marcado compromiso antifascista, laicista y memorialista