Un viejo violín de estudio

Miguel Ángel López. lavozdelsur.es || Miguel Blanco Ferrer fue maestro de primera enseñanza en San Fernando (Cádiz) y tenía todas las papeletas para que le tocara el macabro sorteo. Y le tocó. Maestro republicano entre una horda de fascistas. Pastor evangelista en mitad de una Cruzada de liberación nacional-católica. Masón en un tiempo de bárbaros iletrados marcando la legalidad. Y presidente de Acción Republicana, uno de los partidos políticos que componían el Frente Popular que gobernaba la ciudad. Miguel tenía todos atributos que abominaban los militares, curas y fascistas que se levantaron contra la II República española el 18 de julio de 1936.

Ese mismo día lo apresaron. Las compañías de Infantería de Marina, tropas de marinería y grupos de falangistas, apenas habían tomado militarmente la ciudad. Los saqueos en las sedes de partidos políticos, sindicatos y logias masónicas aún no habían concluido. Cuando nadie en la ciudad tenía claro qué demonios estaba pasando… Miguel ya era preso. Años más tarde lo explicaban los represores con ese desparpajo que proporciona saberse impunes y amparados por los cómplices de la misma fechoría. Decían de él, como para justificar su asesinato, que «…era incansable propagandista de toda idea revolucionaria, extremista y anticlerical. Fue detenido el 18 de julio de 1936, y por sus antecedentes se le aplicó el Bando de Guerra…».

Sí. Se le aplicó el Bando de Guerra, y ya sabemos qué significa eso, que le arrancaron la vida a balazos… no porque empuñara la palabra contra el infame movimiento. Tampoco por actos ni por hechos cometidos contra la Gloriosa Cruzada Nacional —no tuvo tiempo material para oponerse de forma activa—. Lo mataron porque fue maestro, evangelista, masón y republicano, en un tiempo en el que ser todo eso era legítimo, legal y normal.

Seguir leyendo


Estudio comparativo de la Ley Estatal de Memoria y las seis leyes dictadas por las Comunidades Autónomas

Plataforma para la Comisión de la Verdad || Los crímenes del franquismo que integran el núcleo central de la Memoria Histórica en España, continúan siendo un problema pendiente de solución debido principalmente a la férrea oposición de los gobiernos de la derecha para aplicar una solución en términos de justicia y reparación. A pesar de ello, Entidades y Asociaciones muy diversas continuamos trabajando en distintos ámbitos sin que, con frecuencia, se conozcan nuestras actividades ni los resultados obtenidos.

Una materia en la que se observan progresos muy sustanciales es la de la producción legislativa sobre Memoria Histórica en España, que en el último decenio ha experimentado un desarrollo importante.

La serie se inició con la Ley 52/2007 dictada por el gobierno Zapatero a la que se añadieron posteriormente las aprobadas por distintas Comunidades Autónomas:

  • Cataluña. – Ley 13/2007, de 31 de octubre, del Memorial Democrático
  • Navarra. – Ley Foral 33/2013 de 26 de noviembre de reconocimiento .. víctimas de la Represión.
  • País Vasco – Ley 4/2014, de 27 de noviembre, de … creación del Instituto de la Memoria …
  • Islas Baleares – Ley 10/2016, de 13 de junio, para la recuperación de desaparecidos….
  • Andalucía. – Ley 2/2017 de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía
  • Valencia – Ley 14/2017 de 10 de noviembre de Memoria Democrática y para la convivencia

Sin menospreciar su importancia como norma de referencia, la Ley 52/2007 nació con limitaciones evidentes que las normas autonómicas han paliado en sus principales aspectos técnicos, aunque no en los resultados prácticos.

Seguir leyendo


Comunicado por el día internacional de los Derechos Humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos se promulgó “como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción”.

Pero, aunque los “Derechos Humanos” se invoquen constantamente, vemos que su universalidad ha perdido vigencia hoy día. Ya no sólo se trata de que su mención sea un mero formalismo de cualquier tipo de gobierno o formación política independientemente de su respeto o no a la misma. Más bien desde el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla nos lamentamos porque Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Derechos Humanos como ideal, quedan en nuestro tiempo supeditado a la geopolítica, a “cuestiones de Estado” o a “la coyuntura”, a programas, fines y colores políticos y a toda suerte de arbitrariedades que hacen que este ideal común hoy no signifique nada o, peor aún, sea un instrumento usado como arma arrojadiza o con fines partidistas.

Seguir leyendo


Va siendo hora de plantearse las preguntas correctas…

El discurso racista nos lleva a una guerra entre pobres, entre trabajadores. ¿Te sientes más identificado con Bárcenas, por ser español, que con un albañil mozambiqueño? Ahora que un grupo racista y de extrema derecha, bajo el paraguas del apoliticismo, ha abierto su sede en nuestra ciudad, deberíamos plantearnos preguntas como estas.

“El racismo es un sistema de dominación, y obviamente la dominación tiene grandes ventajas. Si los hombres no quieren a las mujeres en sus empresas, es porque pretenden mantener en sus manos el control, los mejores sueldos, las mejores posiciones. Lo mismo sucede si no dejas entrar a determinados grupos en tu país. Todo tiene que ver con intereses socioeconómicos. Las élites no quieren compartir el poder”. T. Van Dijk

Seguir leyendo